Inicio Corridas Madrid tiene gobernante

Madrid tiene gobernante

0

  • Crónica vía: DAVID BUSTOS

Ni elecciones ni abdicaciones. Madrid tiene nuevo gobernante. Del Perú a Alcalá. Del albero al trono del toreo. Roca Rey salió a hombros de Las Ventas, dos ‘orejones’ en el sexto le sirvieron para abrir el esportón de la gloria y recibir una marea de empujones y manotazos. Hasta le tiraron. ¿Dónde quedó esa época en la que los toreros disfrutaban y no sufrían en las Puertas Grandes? Qué vuelva. Y que no se vaya nunca el peruano. La Fiesta le necesita. Necesita su personalidad, su capacidad para poder y cuajar los toros de principio a fin. ¿Acaso se le podía hacer algo más al sexto de Parladé? Difícil pensarlo y mucho más creerlo. Incontestable. Roca no había estado a la altura del complicado sobrero de Mayalde, pero ni la fuerte voltereta que le dio, ni la cornada en el glúteo de la que fue operado le hizo cohibirse con el manso encastado -con movilidad y nobleza por ambos pitones- cierra-plaza. Se lo cambió por la espalda para iniciar la faena. ¿Predecible? Puede ser, pero la faena no solo tuvo ese tremendismo propio del peruano. Toreó. Sí, toreó y muy largo con las dos manos. Vaciando su embestida hacia dentro y llevándolo ceñido en cada tanda. La faena fue a más, y su firmeza al natural, revolucionó los tendidos. Por no hablar de un soberbio cambio de mano que terminó casi en redondo. Tremendo Roca y entregada la afición a su poderío. La plaza estaba en pie cuando decidió ir a por la espada. Tenía que ser el día. Las bernadinas de cierre y el último remate por abajo volvió loca a Madrid, y la espada entró abriendo su segunda Puerta Grande en la capital de España y del toreo.

López Simón -con una oreja del buen segundo- y El Cid, en la tarde de su despedida de San Isidro, no pudieron seguir el paso de su rival Roca Rey. Sin embargo, los dos matadores dejaron buenas sensaciones. El Cid, más templado -sin acabar de romper- que en sus últimas tardes, trató de entregarse con sus dos toros. Ambos interesantes. Los dos con opciones en el último tercio. Pero a ninguno lo mató como debía para poder tocar pelo. Mejor suerte corrió el de Barajas; una faena a su primero con ligazón y sin templanza alguna le sirvió para arrancar una oreja al ejemplar de Parladé. Frente al deslucido quinto, rajado desde el inicio, alargó demasiado tirando de valor en tablas.

Plaza de Toros de Las Ventas. 9ª corrida de San Isidro. Lleno de No Hay Billetes. Toros de Parladé y un sobrero de Conde de Mayalde, bien presentados y variado comportamiento. El Cid: silencio y ovación con saludos tras aviso; López Simón: oreja tras aviso y ovación con saludos. Andrés Roca Rey: silencio tras aviso y dos orejas tras aviso.

  • Imagen vía: @LasVentas

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here