Inicio Corridas Cortés se marcha de vacío con opciones

Cortés se marcha de vacío con opciones

0

  • Crónica vía: PATRICIA PRUDENCIO

La primera tarde de la Feria de San Isidro contaba con un cartel variado y de oportunidad, en él aparecían acartelados los diestros Rubén Pinar, Javier Cortés y Thomas Dufau, quienes se medirían a los ejemplares de la ganadería de La Quinta. Los ejemplares han sido variados en su comportamiento, llegando a evolucionar en el paso del capote a la franela. Las embestidas iban cambiando, aunque similares entre ellos. Es cierto, que el tercero destacó por movilidad, al igual que el cuarto entraba de manera pronta al cite dejándose llevar. Rubén Pinar, quizá no fue el más afortunado con el primero de su lote, un animal de poco cuello al que le costaba humillar y moverse, por lo que perdió el dinamismo y ligazón de la faena. Javier Cortés recogió lo que sería la primera ovación de la Feria con un astado que tuvo mejores condiciones por pitón izquierdo, algo que supo entender el madrileño. El segundo de su lote fue un toro encastado al que le dio la suerte suprema sin alargar en exceso la faena. Por último, el menor de alternativa destacó por recibir al primero de su lote a Porta gayola, dotando a la faena de ritmo y ligazón. Aprovechó su regreso a San Isidro, después de que el año pasado no pudiera hacer el paseíllo por la lluvia.

Despistado y sin mucho interés volvió al interior de los corrales. Así salió el primero de la feria, “Malastardes”. Entraba frenándose, saliendo con la manos por delante, y sin empeño en la saludo capotero de Rubén Pinar. Las condiciones del animal dificultaron los tercios de varas y banderillas. Empezaba la faena genuflexo para tentarle por ambos pitones hasta sacarlo a los medios. El astado no era pronto, había que cruzarse y fijarle bien el muletazo, tampoco tenía continuidad ni recorrido, estaba escaso de fuerzas. Pinar recurrió al temple y la lentitud en los naturales, acompañando la embestida desigual de su adversario. Jugó con los vuelos, los extremos, pues “Malastardes” cabeceaba feamente sin darle oportunidad alguna de faena. Volvió a intentarlo con la mano derecha, pero este no era el toro. Aún así Pinar consiguió sacar algún que otro muletazo dotado de recorrido y amplitud. Metió la mano al segundo intento, dejando una espada delantera, causa del salto que dio el toro para cerrarle el paso a Pinar.

“Bailaor”, el primero del lote del madrileño, Javier Cortés, quien lo recibió genuflexo, para después sacarlo al paso fuera de los tercios. Entró con genio y empeño al caballo. Amenizó Duffau con un quite por chicuelinas, como primera toma con Las Ventas. La faena de muleta comenzaba buscando su apertura hacia fuera. En los medios se dispuso y con la mano izquierda estructuró una serie seguida con longitud y buen ritmo. Cortés se ayudó de su brazo y la mano baja, para someterle y abrirle el muletazo marcándole la entrada y salida del mismo. También es cierto que administró la fuerza del animal para que este le aguantara en la franela, aún así el pitón derecho no era de las mejores opciones, llevaba la cara alta, soltaba algún que otro derrote y se quedaba corto sin romper en el engaño. Razón por la que el diestro retomó rápidamente el pitón izquierdo, pitón por el que mostraba fijeza respondiendo bien al cite. Las fuerzas ya empezaban a escasear, algo que Javier interpretó como el momento justo de cambiar la ayuda por la espada. Cerró con una serie con ligazón sobre el pitón izquierdo. Mató con aseo dejando la espada algo tendida y caída, levemente.

El francés, Thomas Dufau, empezaba fuerte, apostó por recibir a Porta gayola a “Coronel”, para después frenarle y encelarle en su capote. Sería cuando le colocara en el caballo, el momento en el que le obligó a tomar la tela por abajo. Las consecuencias del tercio de varas podrían haber sido peores para la faena. Dufau le tomó la delantera y empezó el último tercio fuera del tercio. Le costaba arrancarse y encelarse, pero solo en el primer muletazo, los demás venían seguidos, pero modificando su embestida. Estaba encastado, no había duda, pero había que terminar de domeñarle, ganándole el paso y llevándole por abajo, pues uno de sus defectos era la cara alta, así como una de sus cualidades fue la movilidad. El francés se cruzaba, le bajaba la mano y le daba amplitud al muletazo, para después tirar de él y adentrarle en el siguiente. Su empeño estaba sobre el pitón izquierdo, donde intentaba, lejanamente, colocar la cara, con dinamismo pero sin lucimiento, pues le tocaba la tela y su salida de la franela se afeaba. En la suerte suprema dejó un pinchazo hondo tendido, sería después del primer aviso y al tercer intento cuando metiera la mano para dejar el acero tendido.

“Jinete”, el cuarto de la tarde, salía lento y parado, tardaría en entrar en los lances de recibo de Rubén Pinar, quien ejecutó un saludo corto y sin lucimiento. Se emplazó, le costó su tiempo emplearse en el caballo. Pinar aprovechó la querencia para empezar genuflexo y pegado a tablas la faena, es cierto, que rápidamente le acabaría sacando hacía los medios, mientras le tanteaba por ambos pitones. Con mucho mimo y temple le tendió la muleta obligándole por abajo y guiándole en todo momento, evitando que este abandonara la faena. Ligaba un muletazo con otro, con ritmo y ligazón, toreándole en paralelo, aprovechando el paso atrás y los vuelos para tirar de él con determinación. Su embestida se iba domeñando poco a poco, siendo pronto al cite y metiendo bien la cara. Cada vez se quedaba algo más corto, pero el diestro sabía cómo encelarle y cuajar faena, le llamaba, con mucha técnica y destreza, muy bien colocado y en su sitio. Concluyó por manoletinas y remató con un pase de pecho. Al segundo intento dejó el acero en lo alto.

“Fogoso” le tocó en suertes a Javier Cortés, quien se encargaría rápidamente de frenarlo para sacarle con un saludo capotero lento y bien llevado por abajo en el que obligó al de La Quinta. Entró con fuerza y determinación al caballo, razón por la que le derribó, es necesario descartar el magnífico tercio de varas ejecutado por Juan Francisco Peña. En los medios y aprovechando, de nuevo, su inercia comenzó la faena, una faena que prometía. De humillación iba justo, tampoco respondía a las distancias largas, pero respondía con carácter y genio en la tela. Sin terminar de bajar la cara, la colocaba siguiendo el muletazo hasta el final. El animal reculaba y quizás Cortés por querer dosificarle lo estaba perdiendo. Toreó con mucha lentitud y temple obligándole para corregir la embestida. No perdió la fijeza, pero los pocos defectos de “Fogoso”, le llevaron a Cortés a finalizar la faena, una faena en la que supo dosificar las embestidas y calmando el ímpetu con el que cogía la tela. Metería la mano al segundo intento con media estocada, después haber caído. Acabaría con él en el descabello tras el aviso.

Cerraba el festejo “Ramonero”, un toro al que recibió el menor de alternativa, Thomas Dufau, quien lo recibiría en tablas, dejando ver embestidas cortas, al igual que los anteriores. El francés empezó la faena probándole, mientras le bajaba la mano y le sacaba al paso de las tablas. Comenzaba los muletazos por delante de la cadera para citarle y llevarle hasta final para que rompiese en la tela alargando su recorrido. Sin embargo, había que parar para recomponer la serie, había fijeza, pero no ligazón ni humillación –no tenía cuello, normal que no humillara-. Demostró temple, pero no movimiento, el lucimiento quedaba lejos y las oportunidades de triunfo aún más. Le desarmó. El menor de la terna le puso empeño pero no tenía recorrido ni nada más que exprimir de un ejemplar que se negaba a pasar. En suerte natural le dejó la espada caída y trasera.

Plaza de Toros de Las Ventas de Madrid (M) Primera de la Feria de San Isidro. Algo más de media entrada, con toros de La Quinta, astados muy variados en comportamiento. Rubén Pinar: silencio y ovación con saludos. Javier Cortés: ovación con saludos y aplausos en el arrastre para el toro y silencio tras aviso. Thomas Dufau: silencio tras aviso, palmas para el toro en el arrastre y palmas.

  • Imagen vía: @LasVentas

Cortés se marcha de vacío con opciones
5 (100%) 1 vote

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here