Importante, inolvidable, histórico… Muchos son los adjetivos con los que se podría definir el triunfo del matador de toros Pablo Aguado en La Maestranza de Sevilla; sin embargo, es muy complicado explicar con palabras la emoción que allí, con tremendo espectáculo, se vivió. Fue una tarde de las que hacen aficionado a cualquiera. 

  • Imagen vía: @maestranzapagés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!