Cuatro años han pasado desde que el diestro Iván Fandiño se encerró en solitario en Las Ventas con seis toros de distintas -hierros `duros´- ganaderías. Llenó Madrid un Domingo de Ramos y pudo cambiar la historia del toreo. Los aficionados nunca olvidarán tal acontecimiento y hoy, con numerosos mensajes, recuerdan la hazaña. 

La estatua de Iván Fandiño brilla con más fuerza que nunca en Bilbao


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!