Inicio Crónicas Miura recrea el infierno en Valdemorillo

Miura recrea el infierno en Valdemorillo

0

  • Crónica vía: DAVID BUSTOS

Pocos hierros del campo bravo tienen el prestigio y la historia que tiene Miura: 175 años de dedicación y entrega a la cría del toro. De su toro. Porque si algo caracteriza a esta ganadería es su personalidad, la impredecibilidad de sus comportamientos y la importancia de sus embestidas. En la calle y en la plaza; en el campo o fuera de él. Un `miura´ es distinto. Su mirada lo dice todo: desafío, miedo, emoción. Nada igual a él.

Miura debutaba hoy en Valdemorillo, una feria con enorme relevancia dentro del circuito taurino. De tercera categoría pero con la seriedad que no todos los cosos tienen. Tardó en comenzar el encierro puesto que quisieron desembarcar a los animales con el tiempo justo para que no se pelearan en los corrales; sin embargo, la decisión no tuvo éxito y el desembarque fue una locura: peleas entre los toros, derrotes contra los burladeros, miradas desafiantes a los encargados de desembarcar la corrida… Miura en estado puro. Y si no que pregunten a los corredores. Valientes corredores que tuvieron que hacer frente a una mañana complicada, con percances y toros rezagados.

Sonó el cohete inicial y la gente esperaba a los seis toros junto a los mansos por las calles. Pero como se suele decir, “los sueños, sueños son”. No fue así. Tan sólo un toro salió de los corrales con los bueyes mientras el resto del encierro quedaba en los corrales. La primera carrera se desarrolló con rapidez pero con la incertidumbre propia de las circunstancias: “¿Dónde están los demás?”, se preguntaban todos. Llegó a la plaza el primer ejemplar y hubo que sudar para enchiquerarlo en los corrales del coso. De vuelta a la calle y de nuevo con la esperanza de que ahora sí salieran los cinco toros hacia el recorrido. Otro cohete anunciaba la salida de la manada, cuatro toros hermanados con los cabestros y un último astado cárdeno rezagado. Sin salir.

La segunda suelta se desarrolló con las reses hermanadas, los bueyes en cabeza y escasos huecos para `coger toro´. Había que `tragar´ mucho para conseguirlo, sobre todo en el tramo final donde la velocidad de la carrera es más notable que en la primera parte del recorrido: en esos primeros instantes, la manada partió más estirada y abierta. Con los cuatro toros ya en la plaza, dos de ellos hicieron hilo a varios corredores y los pastores se vieron obligados a intervenir para guiar a los animales a los chiqueros. 

Pero todo no acabó aquí. Faltaba un toro. El `miura´ que todos temen, ese que recuerda a los encierros de hace décadas donde las sueltas eran más impredecibles aún. Salió de manera incierta de los corrales y un corredor se atrevió a esperarlo para afrontar la subida a escasos metros de él. Desafiante el de Zahariche que se frenó en mitad de la calle y golpeó contra el vallado tratando de marcar su territorio. El miedo comenzaba a apoderarse del municipio y el astado, escasos metros después, volvía a amenazar con volverse. Varios jóvenes, a cuerpo limpio, consiguieron que siguiera hacia adelante y en la recta previa a la última bajada, el toro cogió a varios corredores que trataban de `refugiarse´ en el vallado. Con cierta velocidad afrontó la bajada el de Miura, tanta que en la curva alcanzó a un corredor provocando momentos de enorme tensión ya que volteó también a dos hombres que trataban de quitar al animal de encima del herido. Ese último tramo fue un `infierno´: los percances -además de las cogidas, se produjeron diversas caídas- y la impredecibilidad del toro -frenándose- aportó más importancia si cabe al mérito de los corredores que, con prudencia, consiguieron que finalmente el toro llegara a la plaza. Sin duda, fue un encierro emocionante. Distinto. Miura volvió a ganarse el respeto de todos.

Así fue el complicado desembarque de los toros de Miura en los corrales de Valdemorillo

  • Imagen vía: RAÚL GARCÍA 

Miura recrea el infierno en Valdemorillo
4.7 (93.33%) 3 votes

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here