• Información e imagen vía: DAVID BUSTOS

Encierro largo y muy peligroso de la ganadería de Miura por las calles de Valdemorillo. Tras abrirse el portón de los corrales, con algo de retraso, tan sólo salió un astado junto a los mansos. No lo puso fácil para ser enchiquerado en el coso y hubo que esperar para soltar al resto de los animales. Sin embargo, otro ejemplar quedó también rezagado en la siguiente suelta, llegando sólo a la plaza cuatro de los cinco astados. El último toro, de capa cárdena, fue el que protagonizó momentos de mayor tensión ya que fueron varios los corredores heridos durante el encierro. 

Así fue el complicado desembarque de los toros de Miura en los corrales de Valdemorillo


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!