• Crónica vía: DAVID BUSTOS

Florito y Ratonero, Ratonero y Florito. Los dos en San Blas; los dos espectaculares. Yuncos volvió a triunfar en San Blas y lo hizo con un ambiente inigualable. La emoción del ejemplar de El Montecillo y su buen fondo puso a prueba a miles de aficionados. Los saltos y gritos de los miembros de la asociación junto al ganadero, una vez concluido el festejo, reflejaban la grandeza de aquello. Un esfuerzo recompensado.

«Ratonero» dejó claro quién mandaba desde su salida, los derrotes a ambos lados de la calle y un trote con aroma a `majestad´ ponía orden entre una marea humana. Una vez pasada la calle Real, el astado comenzó a aumentar el ritmo de la carrera y en uno de los primeros giros un joven cayó sin consecuencias mayores. Los descansos eran breves, tan breves que las caras de los corredores reflejaban la dureza del esfuerzo. No era fácil mantener el ritmo del animal y más complicado fue hacerlo en el tramo final. El toro fue a más, a más como los bravos. Los de verdad. Una ovación para él se quedaría corta. 

Veinte minutos después de que «Ratonero» saliera del cajón, este alcanzaba de nuevo la calle Real. El cansancio era más evidente pero nadie quería confiarse; cuando un toro emociona por su bravura y presencia, sólo queda admirarlo con el respeto que merece. Sin duda, ¡viva Yuncos! ¡Viva San Blas! Y, ¡viva el toro en cuerda! 

Así te hemos contado en directo la suelta de “Ratonero” por las calles de Yuncos

  • Imagen de portada vía: AITANA VACAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!