El diestro Antonio Ferrera volvía ayer a La México tras su rotundo triunfo en el mes de diciembre y lo hizo cortando dos orejas a un buen ejemplar de Villa Carmela. De nuevo, Ferrera dejó muestras de su `nuevo´ concepto: más expresivo, menos asentado. Una evolución que gustó al público mexicano que premió con la Puerta Grande su actuación.

  • Imagen vía: @LaMexico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!