Inicio Artículos La monarquía ganadera en tierras portuguesas

La monarquía ganadera en tierras portuguesas

0

  • Redacción vía: Luz Maria Ruano De Dios

Testimonios vivos cuentan como generaciones de ganaderos rinden culto a su majestad el rey de la dehesa brava, transmitiendo su nobleza y bravura de padres a hijos marcando un legendario camino en la progresión del trayecto a la más conocida genealogía taurina.

Al calor chispeante de un leño ardiendo al fragor de un avivado fuego, se reúnen a escuchar ese tributo al bravo animal con identidad propia, lecciones magistrales que son escuchadas con respetuosa atención por niños, sabios consejos de valerosas manos curtidas con tesón enseñan las reglas a la crianza de ese toro bravo que hará suspirar al tendido. La dualidad relevante de esta ganadería portuguesa enlaza con la buena conexión existente de un proceso exhaustivo por la selección minuciosa de la genealogía acogida a las amplias posibilidades, abastecimientos aplicados a ese noble y bravo animal de sangre caliente como es el toro bravo de lidia con profundidad y marca con denominación de orígen.

Adentrándonos por las rutas taurina portuguesas sitúan a la ganadería de D. Jose Luis Cochicho e Hijos en el concelho portugués de Vila Viçosa en la frontera portuguesa a 50 kilómetros de la capital pacense de Badajoz. Tan monárquica ganadería portuguesa pastan en los ramales de la Finca Alcalate en el término municipal de Pardais en el concelho portugués de Vila Viçosa. La literatura taurina enaltecida con el extraordinario florecimiento de esta ganadería portuguesa a viva imagen de un patriarcado fundado en 1992 alcanza una procedencia inicial de Oliveiras Irmaos con la rama ganadera Pinto Barreiros.

Con los cimientos y pilares firmes construidos, la monárquica ganadería portuguesa pasa a manos de la tercera generación ganadera de la manos del primogénito del conocido rejoneador portugués, quien delega en su hijo mayor Luis Filipe Cochicho parte de la organización ganadera y quien desde muy tierna edad ha adquirido todos los conocimientos necesarios sobre la ganadería. En 2002 el joven ganadero Luis Filipe Cochicho ya es considerado en los círculos taurinos como un experimentado y conocedor a la hora de esa selección a la crianza de ese toro bravo, noble, con profundidad y de gran recorrido que el actual aficionado reclama. Da un paso más adquiriendo un lote de vacas de vientre madre de la ganadería portuguesa de D. Jose Sousa Simca quien a su cristero selectivo enaltecerá la ganadería manteniendo actualmente la rama ganadera Jandilla, Juan Pedro Domecq y Torrestrella, ganaderías andaluzas y extremeñas con extraordinaria genealogía.

De bien es sabido por todos cuantos formamos este reconocido círculo taurino que el ganadero portugués es un apasionado del toro bravo sintiendo por él una gran devoción, infinita. Transmitiendo en cada palabra hablada o escrita ese amor incondicional que siente por él y con el cual ha crecido como persona y profesionalmente abriendo líneas sucesivas a un camino para transmitir a futuras generaciones descendentes como lo hace cada día con su hermana menor, Maria Cochicho, quien con expectación y atención atiende esas lecciones magistrales que le da su hermano. Genealógicamente la ganadería portuguesa proyecta la visualización de futuras líneas de crianza hacia ese toro bravo que es reclamado actualmente en las plazas con una morfología y comportamientos nobles, con fijeza, bravo, de largo recorrido, que obedezca a los toques de los vuelos de las telas, con clase, que embista y humille, que se arranque con bravura hacia el caballo y transmita al aficionado más exigente que observa todo cuanto acontece desde el tendido.

A su gusto más personal, ambos ganaderos portugueses han enfocado la crianza de ese toro a la actual reclama del aficionado en un toro morfológicamente no superior a los 500 kilos de peso, musculado, fibrado, con trapío y movilidad, que aguante las largas faenas de la lidia actual. Con la ganadería bien encauzada y proyectada marcan ese nuevo objetivo profesional debutar en plazas como Lisboa, Madrid, Sevilla, itinerando el recorrido con pasos pausados y firmes. El 29 de marzo de 2016, la ganadería monárquica portuguesa de D. Jose Luis Cochicho debuta por primera vez en España en una plaza muy significativa para la familia ganadera: Huelva. Es elegida, reclamada y seleccionada para el certamen sin caballos y deja buen sabor de boca al aficionado taurino en su presentación acudiendo de nuevo en años posteriores. Ambos ganaderos son conscientes de que la responsabilidad que tienen es enorme pero su amor al toro bravo es muy superior¡, por lo que augurio grandes éxitos profesionales.

  • Imagen vía: @ganadariacochicho

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here