El matador de toros Luis Bolívar cortó las dos orejas al último ejemplar de Bernardo Caicedo en Manizales y salió hombros del coso colombiano. La corrida, mansa y de deslucido comportamiento en líneas generales, no cumplió las expectativas de la afición.

A pesar de ello, Antonio Ferrera estuvo a punto de cortar al menos una oreja al noble abre-plaza que, aunque le faltó fuerza, tuvo calidad en la muleta. Ferrera, en un gran momento, le cuajó con mucho gusto y torería en una faena de enorme transmisión. 

De vacío y silenciado resultó Sebastián Castella; sin suerte con su lote. 

  • Imagen vía: @cormanizales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!