Dos toros con opciones de lucimiento se lidiaron ayer en el primer festejo taurino del año en Castilla y León. Horcajo de las Torres volvió a llenarse para disfrutar del Toro de San Julián, una suelta que contó con un buen toro de la ganadería de El Pilar. Encastado y con transmisión el abre-plaza que terminó lastimándose un pitón en el tramo final de su lidia. Por otra parte, al ejemplar de Aldeanueva le costó entregarse -le faltó mayor fijeza- en los primeros instantes de su suelta. Más tarde, embistió con nobleza y cierta exigencia al quiebro. La vaca destacó por su seriedad y movilidad. 

  • Información vía: @ArribesTaurinas
  • Vídeo vía: MiCorazónEsTaurino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!