Una oreja cortó Arturo Saldívar al primero de su lote tras una faena emotiva y muy templada a un toro noble pero falto de duración en el tramo final. Muy firme se mostró Saldívar que inició su actuación por estatuarios -en el tercio- para sacárselo posteriormente a los medios y cuajarlo, con mucho gusto, por ambos pitones. Clase y cierta humillación se apreció en las embestidas del de Boquilla del Carmen; sin embargo, en las últimas tandas el animal amagó con rajarse y el torero se vio obligado a taparle los defectos en la distancia corta. Varias tandas en redondo, algún trincherazo y un final por bernadinas, con cogida incluida, hicieron vibrar a La México. La estocada de enorme eficacia le hizo merecedor de una oreja de ley con petición de la segunda. 

Escasas opciones tuvo Fermín Espinosa “Armillita IV” con el tercero de la tarde, de nombre «Violinista». Con mejores embestidas por el pitón derecho que por el izquierdo, al de Boquilla del Carmen siempre le faltó empuje y ese fondo de casta que le permitiera entregarse en la muleta. Protestón y deslucido resultó ante un voluntarioso Fermín. Silencio a pesar de que el matador resolvió bien con los aceros. 

  • Imagen vía: @LaPlazaMexico

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!