No remontaba la tarde en La México, el ganado no acompañó en la primera parte del festejo y el contenido de las faenas carecían de rotundidad. El cuarto de Teófilo Gómez fue devuelto a los corrales y el sobrero de Los Encinos tampoco dio la vuelta a la situación. Embistió a media altura, justo de fuerzas y sin terminar de entregarse en la muleta de un Morante desconfiado y abroncado por el respetable. Serio pero desfondado resultó el sexto de Barralva. Joselito Adame, firme en el conjunto de la tarde, lo hizo todo a favor de su oponente pero el resultado no fue el esperado puesto que el animal terminó desentendido de la faena. Nulas opciones de lucimiento le ofreció el de Campo Hermoso al torero Sergio Flores, la mansedumbre y querencia a tablas del séptimo del festejo le impidió `tocar pelo´. La esperanza de que aquello remontara se depositaba en su totalidad en el matador peruano, Andrés Roca Rey. La responsabilidad de una figura ya consolidada en lo más alto del escalafón. Y no defraudó. Reventó el Embudo de Insurgentes con la última bala que le quedaba en la Corrida Guadalupana, un toro de Jaral de Peñas que cumplió en los primeros tercios pero que acabó viniéndose abajo en el tramo final del último tercio. Sin embargo, ese no fue un impedimento para que Roca Rey arrasara en La México. Las gaoneras de inicio encendieron la llama que necesitaba la afición. Con los pies asentados en el albero, los pitones rozaban su figura. El capote firme a la espalda. El toro embestía con calidad y nobleza. Y no se lo pensó dos veces el peruano para echarse de rodillas en el inicio de faena. Varios cambiados por la espalda y dos pases de pecho sin rectificar su colocación hacían rugir a la Monumental. Como también lo hizo la firmeza que mostró por ambos pitones o su inteligencia para poner lo que al toro le faltaba. Las bernadinas de cierre fueron el disparo final. Porque la estocada… La estocada fue un KO sin puntilla. Cayó el toro, cayeron las orejas. Y Roca Rey se coronaba en México con una salida a hombros en el momento más importante de su carrera como matador. Nada se le resiste al huracán peruano. Nada ni nadie claro. 

  • Redacción vía: DAVID BUSTOS ÁLVAREZ
  • Imagen vía: @LaPlazaMexico

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!