Dos orejas le cortó el matador Antonio Ferrera al toro de nombre «Abuelo», lidiado en cuarto lugar en La México y premiado con el arrastre lento. El astado de Santa Bárbara, con más fuerza -además de nobleza- y duración que el resto de los ejemplares, le permitió al diestro volver a reivindicarse en una faena de enorme temple, con la figura entregada en cada embestida y una regularidad propia de los grandes acontecimientos. Conectó pronto y rápido con el respetable que, tras una faena a la altura de su oponente, le pidió las dos orejas. Puerta Grande para Antonio Ferrera en su regreso a La México. 

  • Imagen vía: @LaPlazaMexico

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!