Con «Sosito», de Olga Jiménez, se despedía Padilla de Acho. No tuvo suerte el diestro con su oponente ya que lo tuvo que poner todo él debido a la deslucida condición del animal. Un toro manso y rajado que impidió redondear la faena en el tramo final; sin embargo, Padilla logró cortar una oreja tras otra estocada efectiva y saldrá a hombros. 

El inicio de faena -por estatuarios y pases del desdén- calentó al respetable y la inteligencia de Padilla tapando los defectos del manso ejemplar le hicieron merecedor de otro trofeo. Una faena fiel a su concepto y una despedida emotiva para el espada. 

  • Redacción vía: DAVID BUSTOS ÁLVAREZ
  • Imagen vía: @PlazaDeAcho

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!