A cuerpo limpio, sin chaquetas. Con respeto y exhibiendo la valentía que pocos tienen. Jaume Bosch “El Sali” cuajó una mañana para el recuerdo en el recinto taurino de Sagunto. Era un día especial, el homenaje al recortador Rafa Alcaide merecía que todo saliera bien y que mejor manera de luchar por ello que entregándose con los animales como lo hizo «El Sali». La ovación final del público valoraba todo su esfuerzo. 

  • Imagen de portada vía: VÍCTOR MUÑOZ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!