Una ovación unánime de todos los allí presentes, en reconocimiento al animal, confirmaba el final de una nueva edición del Toro Jubilo en Medinaceli. Más de veinte minutos tras el corte de la soga duró la suelta de «Palomero», de Toros Taru, que ofreció movilidad hasta el final de la lidia. En torno a las 00:08 se apagaba la segunda de las bolas -la primera lo había hecho diez minutos antes- y la puerta de toriles se abría para devolver al toro a los corrales del coso. A pesar de la lluvia, hubo un gran ambiente en el municipio. 

  • Redacción vía: DAVID BUSTOS ÁLVAREZ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!