Complicado regreso de Partido de Resina a Madrid con percance de Pinar y vuelta para Gómez del Pilar

0 0
Read Time:2 Minute, 54 Second

Un silencio rompía la tarde en Madrid, era un gesto necesario por las víctimas -del temporal en Mallorca- y, una vez, la Tauromaquia demostró su sensibilidad. Su buen corazón. Como también respeto el himno de España en su día festivo. Volvían los toros de Partido de Resina a Las Ventas tras la corrida suspendida en el ciclo isidril. No pasó entera en el reconocimiento y uno de Pereda la remendó. Sin embargo, cuando todos tenían puestas las ilusiones en los antiguos «pablo-romeros», todo se torció.

Al callejón intentó saltar el primero de la tarde, un toro con cierta nobleza pero que no terminó de humillar en el último tercio. Dispuesto a dar un golpe sobre la mesa salió Rubén Pinar, venía de cuajar dos importantes triunfos en Albacete y quería redondear su final de temporada en el coso de la calle Alcalá. Pero ayer no fue el día, ayer volvió a sufrir en sus propias carnes la dureza de este mundo. Del toro. Una extensa cornada de dos trayectorias en el muslo no le impidió dar muerte al abre-plaza y entre aplausos fue llevado finalmente a la enfermería. De su segundo toro se encargaría Javier Cortés que se vio obligado a pasaportar dicha papeleta en su quinta tarde del año en Madrid. Ninguno le permitió el lucimiento, la falta de fijeza -y entrega- de los «pablo-romeros» y la escasa trasmisión del de Jose Luis Pereda -justo de fuerzas- hicieron que se fuera de vacío. Además, durante la lidia del segundo ejemplar, Cortés «pagó» la frialdad de un respetable aún tenso con el salto al callejón del toro. En el aire «cazó» a Prestel, de la cuadrilla de Javier, que cayó en el tejado que protegía los burladeros interiores. Un suceso que, tras la cogida de Rubén Pinar, añadió más complicaciones a una tarde deslucida.

Lo más destacado llegó a manos de Gómez del Pilar, un torero firme y entregado desde el paseíllo. Dos veces se fue a porta gayola y dos faenas selló por encima de sus oponentes. El tercero de la tarde, con el hierro de Partido de Resina, fue otro de los ejemplares con opciones -dentro de sus matices- del encierro. Sin humillar pero con más ritmo y trasmisión. Mucho tuvo que tragar Noé para cuajarlo ya que el peligro sordo del animal era cada vez más evidente, y eso hizo que la actuación tuviera mayor importancia por su mérito que por su rotundidad. Una vuelta al ruedo, tras petición, le concedió el Presidente. Un gesto al público al finalizar la vuelta dejaba entre-ver que iría a por todas con el segundo de su lote y así fue, así trató de hacerlo desde el capote. Dejando destellos de su capacidad lidiadora, nada pudo hacer en el último tercio. Con el animal rajado en el inicio de faena, el respetable no quiso hacer uso de su paciencia y pidió la mayor brevedad posible. El rostro del torero reflejaba la rabia de la impotencia, la realidad de un azar imprevisible hasta la hora de la verdad.

Plaza de Toros de Las Ventas (M). Última corrida de la temporada. Más de un cuarto de entrada. Toros de Partido de Resina y Jose Luis Pereda, complicados y sin entrega. Rubén Pinar: ovación con saludos en el toro que resultó herido; Javier Cortés: ovación con saludos, silencio y silencio. Gómez del Pilar: vuelta al ruedo tras petición y silencio.

  • Crónica vía: DAVID BUSTOS ÁLVAREZ
  • Imágenes vía: @LasVentas

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!