Álvaro Lorenzo cuajó una soberbia actuación de principio a fin en la Plaza de Toros de Valencia. Desde la torería con el capote hasta la profundidad con la muleta, dos orejas le cortó al interesante novillo de Daniel Ruiz que hizo de quinto en el festejo vespertino. 

Una estocada en lo alto culminó una gran obra que reflejó la madurez del concepto de Lorenzo, el toreo con la mano izquierda puso en pie a la afición valenciana. Triunfo rotundo.

  • Redacción vía: DAVID BUSTOS ÁLVAREZ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!