Nadie podrá discutir que existe una conexión especial entre Madrid y el torero Paco Ureña. Una sensibilidad mutua. Ayer, la afición venteña no quiso desaprovechar la oportunidad de enviar fuerza y ánimos al matador tras el grave percance que sufrió en Albacete. «¡Fuerza Ureña!» se leía en la pancarta. Y en ese momento se despertó una cariñosa ovación.

  • Imagen vía: PEDRO ITURRALDE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!