Templados y con menos «fuelle» que los erales de Toros de Tenorio llegaron a la Plaza de Velilla de San Antonio los tres astados reseñados para la primera capea de la Feria Taurina. Sin embargo, hubo que lamentar dos incidentes: el segundo toro se lastimó una mano durante la carrera y, en la tercera de ellas, un corredor cayó a escasos metros de la res. A pesar de ello, el primer encierro de las fiestas cumplió con las expectativas puestas por parte de la afición. Poco después daba comienzo la suelta de reses con dos de los toros «corridos» anteriormente. Así salía el primero de ellos que no lo puso nada fácil: 

Reservón y con un peligro sordo -«arreones» inciertos- se comportó el primero de San Isidro que no permitió confiarse a los recortadores y maletillas -protestaba- allí presentes. Tan sólo un ajustado recorte dejándole llegar desde las tablas consiguió levantar aquello. 

Otra presencia -más ofensivo de cara- tuvo el segundo del mismo hierro. Otro juego distinto ofreció también. Salió con cierta chispa de toriles y embistió con nobleza en los primeros recortes de la lidia. Algo corto -de recorrido- se quedaba en ocasiones y, aunque sacó fondo en la muleta, terminó prendiendo a un maletillla de manera muy fea. 

Por último, os añadimos algunas imágenes de todo lo sucedido en la jornada matinal: 

  • Crónica vía: DAVID BUSTOS ÁLVAREZ
  • Imagen vía: SERGIO BLANCO y DAVID BUSTOS ÁLVAREZ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!