Tras más de una hora y media de encierro, los bueyes consiguen hermanar a «Montañesa» hasta la vega. Si embargo, el animal se quedó en la zona de los árboles donde no aprieta el sol. Continúan intentando que este pueda ser guiado por la manada de mansos. 

  • Redacción vía: DAVID BUSTOS ÁLVAREZ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!