Entipado y muy serio era «Descarado», impecable presencia del Toro Enmaromado que se lidió esta mañana por las calles de Yuncos. Encierro con un sabor agridulce después de la fuerte cornada que sufrió un aficionado. La Asociación del municipio ha aclarado que «está estable dentro de la gravedad, con una cornada en el pecho que le ha fracturado el esternón y una costilla, así como dañado un pulmón, ahora lo que necesita es tiempo y tranquilidad». El próximo sábado día 15 de septiembre tendrá lugar otra suelta.

  • Imagen vía: @toroenmaromado.yuncos
  • Redacción vía: DAVID BUSTOS ÁLVAREZ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!