• Redacción vía: DAVID BUSTOS

Un run-run invade tu cuerpo, no puedes detenerlo. La cabeza tampoco te ayuda, vueltas y vueltas al ‘¿qué pasará?’ Nada bueno sacas en conclusión. El miedo, los nervios y la responsabilidad puede con tu capacidad para relajarte. No hay tranquilidad posible y la dificultad para concentrarte en los momentos previos es mayor aún. Pero lo tienes que hacer, te ves obligado a preparar tu mente y cuerpo para luchar en la batalla. Una ‘guerra’ en la calle que requiere inteligencia y un control absoluto de cada paso. Cada zancada en la carrera es un ir y venir entre el abismo y el triunfo. ¿Entre ellos? Unos segundos. Un instante. Un fallo y aquello no tendrá vuelta atrás. La suerte será tu fiel compañera, ahora bien, nunca sabrás de qué parte estará. Una moneda al aire es la puesta. La respuesta imprescindible. El Toro, tus compañeros, tú. La emoción está asegurada. Tu destino pronto se conocerá. Armas en alto. La batalla está a punto de comenzar. Suerte… Mucha. 

  • Imagen vía: SANDRA GONZÁLEZ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!