Difícil fue lucirse y encontrar hueco delante de los seis toros de la ganadería de Passanha que completaron un rápido y limpio -dos heridos leves- encierro por las calles de San Sebastián de los Reyes. Arropados en todo momento por los bueyes dificultaron que los jóvenes pudieran ‘coger toro’, de hecho, en los primeros metros del recorrido parecía que los astados podían quedarse por detrás de los mansos y romper la manada; sin embargo, en la recta previa a la Calle Real, las previsiones fracasaron. Y quien lo intentó, corrió el mismo destino. El suelo o la derrota. La ilusión convertida en frustración.

Tan sólo en la larga Calle Real y en la bajada al coso se abrieron los animales y algún valiente no cesó en su objetivo de lograr una buena carrera que les diera la confianza necesaria para el resto de días. Tampoco hubo malos gestos a pesar de los golpes puntuales que se vieron a lo largo del encierro. Previsible fue la caída de una chica que entró a la bajada final por fuera y trató de ‘esquivar’ a la manada corriendo pegada al vallado. Un choque contra otro mozo agolpado en la talanquera la hizo perder la estabilidad y caer a merced de los ejemplares que serán lidiados esta misma tarde en la corrida de rejones. 01:48 fue el tiempo que tardaron los de Passanha en ser enchiquerados en los corrales de una plaza que lució una gran entrada matinal.

  • Crónica vía: DAVID BUSTOS ÁLVAREZ
  • Imagen vía: ANTENA 3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!