Claro está que ningún aficionado al mundo del toro podrá olvidar la admirable lucha y carrera como matador de toros de Ivan Fandiño. Pero si hay una plaza, junto con «su Madrid», que siempre le tendrá presente esa es Bilbao. 

Hoy, a escasos metros de Vistalegre, una impactante estatua del torero luce con un brillo más fuerte que nunca. Bilbao te siente cerca. 

  • Redacción vía: DAVID BUSTOS ÁLVAREZ
  • Imágenes via: MARIA ALIENDE VILLASOL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!