No fue nada fácil el tercero de Pontes Dias en Madrid. De menos a más el serio novillo que embistió con cierta chispa en un grupo con conceptos muy marcados al recorte. Salía suelto de salida el animal pero «Guindi» -muy regular- lo recibió con poder y mando en los medios. Más descondiado se mostró Sergio Valle perdiendo el ajuste en sus suertes. Por último, Manuel Fernández y, sobre todo, «Misu», supieron entender al exigente ejemplar. Juventud con mucho futuro la de este último que destacó por su capacidad de improvisación. 

  • Redacción vía: DAVID BUSTOS ÁLVAREZ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!