Los últimos en correr pero los primeros en llegar. Los toros de Miura se llevaron el récord de tiempo en los encierros -02:12- de este San Fermín que cerrará una nueva edición esta tarde con la legendaria ganadería de Zahariche. Veloces y con mucho peligro en el último tramo del recorrido que dejó momentos de tensión y varios contusionados. 

Hasta cinco toros encabezaron la manada junto con otro buey en esa inicial cuesta de Santo Domingo. Enorme velocidad con la que llegaron a Mercaderes los astados que ya dejaron entre-ver quien iba a mandar en la carrera dejando atrás al resto de los mansos que días anteriores habían deslucido aquello. Con brusquedad y pisando a un mozo caído en el suelo alcanzaron la calle Estafeta, un toro rezagado quedó tras ese violento giro. 

Rápidos aunque permitiendo mayor lucimiento en las carreras que se vieron en este complicado tramo. Dos astados cárdenos se adelantaban y con ellos se vieron los mejores detalles de los allí presentes. Más reagrupada la manada en Teléfonica donde varios toros se abrían y los golpes contra la gente agolpada en el vallado no pasaron desapercibidos.

Tampoco lo hizo el milagro de la entrada al callejón. Serio y con dos puñales por delante el colorado de Miura que arrastró a lo largo de más de 30 metros a un mozo con el pitón entre el pañuelo -del cuello- y la camiseta. Roto acabó el pañuelo que hizo que la tragedia quedara en un susto. San Fermín, en su último día festivo, volvió a aparecer. 

Sin problemas ni complicaciones entraron los seis toros de Miura a los corrales del coso pamplonés que pusieron fin a unos encierros con muchos matices y polémica.

  • Crónica vía: DAVID BUSTOS ÁLVAREZ
  • Imágenes vía: DIARIO DE NAVARRA

     

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!