De récord en récord, así llega Fuente Ymbro cada año a su cita en San Fermín. De los dos minutos y 28 segundos que marcaron en el año 2016 -02:18 en la pasada edición-, han pasado a lograr su mejor marca en la presente mañana: 02:15 ha sido el tiempo que han completado los de Gallardo tras protagonizar una veloz y limpia carrera por Pamplona. 

Como si se tratará de una competición salían del corral de Santo Domingo varios de los toros por delante de los mansos. Bueyes que no tardaron en ponerse en cabeza de la manada para imponer un ritmo vertiginoso e incluso arroyar a los mozos que se interpusieron en su camino. Tan agrupados que hasta su llegada a la calle Estafeta prácticamente no se abrieron huecos para los valientes corredores allí presentes. 

Cortas y sin excesivo lucimiento, así fueron las carreras que se vieron en la larga calle que desemboca en el tradicional giro hacia Telefónica. A mitad de ella, un toro cayó -debido a un montón de jóvenes- y en solitario completó el recorrido. Ni un mal gesto hizo el negro de Fuente Ymbro que permitió gustarse a varios jóvenes que vieron en él una oportunidad de coger «toro», como se diría el argot taurino. Una batalla por encontrar su sitio. El sitio.

Limpio fue también el paso por el callejón de los seis astados que no se encontraron en el albero pamplonés con ningún descerebrado con intención de entretenerlos. El dinero pasa factura y las multas cumplen su función. Y si no miren lo que ocurrió ayer con los «Cebadas». Ignorancia adoptada por tantos y tan dañinos inconscientes. ¡Seriedad! 

  • Crónica vía: DAVID BUSTOS ÁLVAREZ
  • Imagen vía: DIARIO DE NAVARRA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!