El pequeño pueblo de Aldover daba el punto de inicio a la temporada taurina en las Tierras del Ebro con 2 tardes de vacas y 4 toros embolados los días 21 y 22 de abril. 
El sabado debutaba la ganaderia de Raul Monferrer, una apuesta de la peña taurina «lo Pou» que no defraudó, dejando una tarde de mucho nivel, con un corro de animales variado donde las hembras más veteranas fueron las que más destacaron acudiendo a todos los cites y siendo todas ovacionadas al ser encerradas. Destacar la gran actuación de Paco Pino que una vez más demostró ser un maestro de la calle con sus interminables rodadas. En cuanto a los toros embolados de los turolenses fueron más bien flojos, como el macho de la tarde, el primero, un cárdeno, que tuvo un par de arrancadas, aunque luego se rajó y no se movió de un rincón de la calle. El segundo, con el hierro de Miguel Parejo, no tuvo nada de movilidad. En la tarde del domingo le toco el turno a Hilario Princep, los animales del cual tuvieron una actuación variada, algunos tuvieron mucha movilidad y recorrieron todas las calles del pueblo, mientras que otros se quedaron en la pequeña plaza en busca de guerra. Para finalizar el fin de semana taurino se embolaron dos toros de Fernando Mansilla, el primero, de nombre Faraón, tuvo mucha movilidad y acudió a todos los cites aunque le falto pegar. Y el segundo, de nombre Escritor, se fue calentando durante su actuación, llegando a tener mucho peligro en la arrancadas y pegando fuerte en barrotes.

  • Crónica vía: HÉCTOR LLAÓ
  • Fotografía vía: EUSEBI LLAÓ 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!