Corrida de Victorino Martín – Feria de Abril 2018 de Sevilla: 

  • Primer toro: ovación de salida al toro. Inteligente y con sabor «clásico» el saludo capotero -sacándose al toro a los medios- de Ferrera. Se arrancó con alegría al primer encuentro, destacando su fijeza como virtud. Algunos pitos pedían que banderilleara el matador. No hubo brindis. Comenzó la faena por el derecho, le costaba humillar al de «victorino». Protestaba y el lucimiento por ese pitón fue nulo. Probó por el izquierdo Ferrera, pero la falta de recorrido y profundidad de las embestidas, deslució aquello. No hubo entendimiento entre toro y torero. Silencio tras no acertar con la tizona.
  • Segundo toro: a porta gayola Escribano. Salió con fuerza el astado y lo aguantó con firmeza el diestro. Empujó en varas, y no lo puso fácil en banderillas. Destacó Escribano en el tercer par, arriesgó con verdad. Toro complicado, con ciertos matices en la muleta. Le faltó regularidad a sus embestidas. A pesar de ello -al igual que sucedió en el primer toro- no acabó de entenderlo el matador. Escribano dejó varios naturales de buen trazo en los primeros compases de su actuación. Posteriormente, fue a menos. No acabó de romper la faena.
  • Tercer toro: no le sobraban las fuerzas al de «Victorino», que ofreció complicaciones sobre todo en banderillas. En la muleta, una «alimaña». No regaló ni una embestida, por el izquierdo, se mostró «imposible». Firme y dispuesto Daniel Luque ante un toro muy complicado y enrazado. Faena de esfuerzo, no de lucimiento. Hubo emoción consecuencia del constante peligro del animal. Tardó en caer el toro, dureza hasta en la muerte.
  • Cuarto toro: de bellas hechuras. Dejó buenas sensaciones en el capote. No fue picado correctamente y en el primer encuentro, manseó. En el último tercio, el toro no ofreció posibilidades de triunfo. Perdía las manos en repetidas ocasiones, quizás, tras lastimarse durante la lidia. Abrevió Ferrera, poniendo fin a su actuación con una estocada entera y efectiva.
  • Quinto toro: de nuevo a porta gayola Escribano. Muy ajustada esa primera larga cambiada de rodillas. Sonó la música tras dos nuevas largas en el tercio y un toreo a la verónica, sensacional. Respondía el toro. La plaza en pie tras ese recibimiento. Gran tercio de banderillas del matador que vuelve a recibir una fuerte ovación. En el caballo, a penas fue castigado. Fue a menos en la muleta acusando la falta de fuerzas. Escribano lo toreó con suavidad, intentando evitar las caídas del mismo. A pesar de ello, no obtuvo el éxito deseado. Tuvo nobleza y fijeza el astado, pero le faltó fondo y emoción. Gran estocada de Escribano que fue recompensado -el conjunto de su actuación- con una vuelta al ruedo.
  • Sexto toro: incierto comportamiento en los primeros tercios. Raúl Caricol saludó tras dos soberbios pares de banderillas. Toro con sus teclas en la muleta, Luque supo aprovechar las escasas oportunidades que la res le ofreció. De más a menos el astado, que amagó con rajarse en el final de faena. Detalles sueltos y un mal manejo de los aceros por parte del torero.
  • Crónica vía: #DavidBustos
  • Fotografía vía: @torosevilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!