«La leyenda de Victorino en Madrid» colgó el No Hay Billetes en la carpa instalada en el ruedo del coso venteño. La lluvia y el frío se vieron contrarrestados con una gran afluencia de aficionados. Interesante acto que contó con la presencia del ganadero, Victorino Martín, y algunos de los matadores más relevantes en su historia como son Manuel Caballero, Ortega Cano, Luis Miguel Encabo, Fortes o Pepe Moral. Estos dos últimos fueron invitados debido a su próxima comparecencia con los de la A Coronada en la corrida del Domingo de Ramos. Por último, el evento fue moderado y presentado por Elena Salamanca. 

Arrancó la jornada vespertina con unas emotivas palabras de Victorino sobre su padre, recientemente fallecido: «él venía del festejo popular, allí lo que más se valora es el toro (…). Fue mi padre, mi amigo, mi maestro. Se le echa de menos, pero le tengo siempre conmigo. Nunca le olvidaré, ni yo, ni la afición». También se animó a comentar algunos de los hitos más importantes en la historia del prestigioso hierro: «la presentación en San Isidro (1972), la corrida del 75 (primera vez que le dieron la vuelta al ruedo a mi padre), la corrida del 82 o el indulto de Belador». 

Proseguía el acto y, todos los allí presentes, pudieron disfrutar del visionado de la lidia y posterior faena de seis de los toros más importantes en la leyenda del ganadero de Galapagar en la Plaza de Toros de Las Ventas: «Murciano» (Luis Miguel Encabo), «Belador» (Ortega Cano), «Madrugador» (Fernando Robleño), «Melo» (Manuel Caballero), «Director» (Ruiz Miguel) y «Gastoso» (Esplá). Sin embargo, fue «Murciano» el toro elegido por la afición como el mejor de su historia en Madrid. 

Por último, los matadores intentaron definir las sensaciones y emociones que les trasmite el toro de esta «casa». En primer lugar, el diestro Ortega Cano (único torero en indultar a un toro en esta Plaza) comentó: «es un toro con una bravura especial», a lo que Manuel Caballero, añadió: «lo que más me gusta es su humillación. Lo definiría como exigente». Tras estos, Luis Miguel Encabo afirmaba: «es un toro sin inercias. Es absolutamente bravo». Cerraron el turno de intervenciones, Fortes y Pepe Moral, que se mostraron ilusionados y con responsabilidad de cara al Domingo de Ramos, donde también estará «El Cid». Nacho Lloret, gerente de Plaza 1, puso el broche definitivo a la jornada. 

  • Crónica y fotografías vía: #DavidBustos. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!