Julián López «El Juli», tan criticado como admirado, sí estará finalmente en San Isidro. Él mismo lo confirmó a su llegada al coso venteño: «para mí, es fundamental torear en Madrid. Es una de las motivaciones porque las que entreno y me preparo. En un año como este, en el que cumplo 20 años de alternativa, no podía faltar esta plaza. Va a ser una tarde especial pero de mucho compromiso, ante el triunfador del pasado San Isidro». Hacía referencia así al ya confirmado, mano a mano, con Ginés Marín, un cartel que no pudo celebrarse hace tan sólo unos días en Olivenza, debido al empeoramiento de la cornada que el torero madrileño sufrió en Bogotá. Afortunadamente, aseguró que «se encuentra bien, tras una serie de complicaciones y una nueva intervención quirúrgica». Además, aclaró: «quise forzar la recuperación, y ha sido una pena no poder estar en Olivenza. No estaba en condiciones para torear al nivel mínimo que tengo que estar. En principio, reaparezco el viernes en Castellón, me veo ya a un 90%». 

Por último, los medios no dudaron en preguntarle sobre su posible desacuerdo en las negociaciones con la empresa. «El Juli», algo incómodo, respondió: «he estado un poco al margen. La voluntad mía era total de venir y la empresa yo creo que se ha volcado para que viniera.

  • Entrevista y redacción vía: #DavidBustos.
  • Fotografía vía: @LasVentas. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!