Categoría y prestigio, sinónimo de acontecimiento. «Las Ventas», la Monumental madrileña volvió a acoger por segundo año consecutivo, una espléndida gala de presentación de la Feria de San Isidro, el considerado «mundial del toreo». La Tauromaquia lo merecía, el mundo del toro debe hacer uso de nuevas herramientas que sean capaces de proyectar sus valores, su significado a la sociedad. Esa sociedad tan «radicalizada» actualmente, y alejada de sus raíces, manipulada con engaños y falacias en numerosas ocasiones.

Organización al detalle, un trabajo admirable. Multitud de medios, periodistas y como no, ellos, los auténticos protagonistas: toreros, ganaderos, apoderados y personajes de diversos ámbitos. Su Majestad el Rey D. Juan Carlos, tampoco quiso perderse la cita. Bonito homenaje y galardón, que trata de recompensar todo su apoyo. Incondicional, sin tapujos. Fue nombrado, a petición de «Plaza 1», Embajador Universal de la Tauromaquia.

Además de él, fueron galardonados los diestros Enrique Ponce (figura de la temporada 2017), Gonzalo Caballero (que devolvió el premio «a la mejor estocada», por su ausencia en San Isidro), Lea Vicens (premio «Tauromaquia y Mujer») y, por último, el ganadero Victorino Martín. 

Meses de rumores, confusiones. Ahora, todo está aclarado. Sensaciones positivas, negativas. Así es la vida. Lo bonito de la misma, o quien sabe. Que cada cual juzgue lo que crea conveniente. 

  • Crónica y fotografía vía: #DavidBustos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!