La agujas del reloj apuntaban las cuatro de la tarde cuando la presidencia ordenaba la salida de Sebastian Castella, Sebastián Ritter y Andrés Roca Rey, quienes lidiarían toros muy bien hechos de Juan Bernardo Caicedo. En el paseíllo se realizó un minuto de silencio en honor a Iván Fandiño. Primera de la Feria de la Macarena, un poco más de media entrada. 

En su primero a Castella le correspondió un jabonero con muy poca fuerza, manso y al que el francés le arrancó un par de pases. En cuarto lugar salió un toro que con mucha alegría remató en un burladero y se partió el pitón derecho desde la mazorca. Fue devuelto. En su segundo, no hubo mucha diferencia con un distraído manso toro de La Torre,  al que Sebastián no pudo templar mientras el toro le trompicaba la muleta cada vez que podía.

El paisano estuvo al frente de un jabonero pronto y noble (tan pronto que se le fue un par de tandas más tarde). Ritter intentó entender al toro, pegó un par de pases y mató con una efectiva espada caída. Le regalaron una oreja. En su segundo no hizo absolutamente nada, alargó una faena en la que no hubo nada. Y remató, pinchando.

En tercero lugar (bis) salió «Cara Hermosa», herrado con el número 741 (con un peso de 478 kilos y nacido en julio de 2013). Sustituyó a una estampa de toro que desafortunadamente salió con la mano derecha enclambrada, por lo que fue devuelto por supuesta cojera. Andrés Roca Rey, quien alcanzó los acordes más altos de la tarde, lidió, sometió y toreó al mejor toro de la tarde. Toro al que se le pidió con fuerza la vuelta al ruedo igual que una oreja bien ganada a pulso. Oreja que fue negada por la dormida presidencia. Mientras los despojos de «Cara Hermosa» eran arrastrados, los tendidos ovacionaban con ímpetu el recuerdo de unas muy buenas embestidas y alegría en el caballo. Andrés dio una aclamada vuelta al ruedo. En su segundo, Roca Rey, se encontró con un difícil toro al que intentó ponerse y torear.

Ficha del festejo: Primera de abono de la Feria de La Macarena. Toros de Juan Bernardo Caicedo de perfectas hechuras, desiguales de juego. Segundo sobrero de la ganadería «La Torre». Poco más de media entrada. Castella: silencio; silencio. Ritter: oreja; leves pitos. Roca Rey: pinchó, fuerte petición de oreja y vuelta al ruedo. Ovación en el arrastre, tras petición de vuelta al ruedo. Bronca a la presidencia; palmas.

  • Crónica vía: Juan José Monróy (@Juan_pepee)‏

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!