El fuerte temporal que azota nuestra piel de toro puso en riesgo de suspensión la celebración del III TORO DEL COTILLÓN organizado por la Asociación Taurina de Villafrechós. Afortunadamente la lluvia y la nieve dieron una tregua que sirvió para que TAUROFRECHÓS pudiese disfrutar de su festejo taurino.

Para combatir el frío ambiente se dio suelta desde el cajón a un utrero del hierro salmantino de EL PILAR, sustituto del titular lesionado en el campo. Negro de capa y de bella hechura el astado ofreció un comportamiento muy aceptable, con una movilidad favorecida por la siempre bienvenida arena que se extendió en una parte del recinto. Tras numerosos quiebros y varios cortes, el novillero villalpandino Diego Luna pudo lucirse con varias tandas de muletazos de mérito.

Una vez encerrado salía de su cajón una hembra colorada del mismo hierro, con amplia testa y justo remate, que se convirtió en la estrella de la tarde. Brava, de franco galope y muy encastada, fue aprovechada y lucida por los numerosos aficionados. Un espectáculo de animal que vacío su contenido hasta la anochecida.

Para concluir, hay que resaltar el bonito homenaje que TAUROFRECHÓS ofreció al añorado Robert de la Vega, gran aficionado que nos dejó hace escasas fechas.

La temporada taurina para el festejo popular acaba de dar comienzo y, de momento, al mal tiempo, buena casta.

  • Crónica vía: @coscovillal
  • Fotografías vía: @taurofrechos.villafrechos y @coscovillal. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!