Salvo sorpresa de última hora, el sector volvería a desaprovechar una oportunidad de oro, para que los toros, la Fiesta, vuelva a Vitoria. Y es que, en el día de hoy, concluía el plazo para presentar ofertas, lo que permitiría, si así se hubiera echo, poder volver a organizar la tradicional feria taurina durante las fiestas de La Blanca. No ha sido así, o al menos, hasta el momento actual. Ninguna empresa ha dado un paso hacia adelante, nadie se ha atrevido. ¿Por qué? Esa es la pregunta que recorre (o debería de hacerlo) la mente de tantos aficionados que deseamos que esta «crisis» que sufrimos, sea un simple contratiempo, que juntos, unidos, superemos. Pero desgraciadamente, ese es el problema fundamental. La falta de unión. De todos: afición, profesionales y empresarios.

Vitoria, no debe convertirse en otro caso similar al de Barcelona, no debemos «dejarla caer». Porque sin la entrega de todo el sector, es muy complicado poder hacer frente a todos los problemas y ataques que sufrimos. Organizar ferias, en muchos lugares, no es nada fácil. Por ello, debemos analizar la situación y tomar medidas que determinen una solución a situaciones como la de Iradier Arena. A pesar de todo, el Consistorio tiene que comprobar durante los próximos días si se ha enviado alguna oferta por correo. 

No tiremos la toalla. Los toros deben volver a Vitoria. ¡Defendámosla! 

  • Artículo vía: #DavidBustos. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!