Sin respeto, no hay espectáculo

0 0
Read Time:57 Second

Respeto. Por tí, por todos. Por el toro. Cuántas veces hemos «salido» de un festejo, y nos han preguntado, ¿que tal ha estado? Y hemos respondido, «nada, no hemos podido ver gran cosa…». ¿El motivo? El ansia de muchos de los allí presentes, por ponerse delante de los animales. Y encima, sin respetarlos. Sin darles tiempo, sin darles distancia. Sin entender la lidia de las reses, o mejor dicho, por no querer entenderlo. Falta de afición, de sabiduría. De compañerismo. Incluso me atrevería a decir que es un acto de «menosprecio» al trabajo, de asociaciones y ayuntamientos, que esperan largos meses, ilusionados, a que ese toro, o esa vaca, ofrezca un buen espectáculo. Sin embargo, en muchas de las ocasiones, la realidad es que a los pocos minutos del inicio de las sueltas, los astados se encuentran «ahogados», sin fuerzas para poder continuar su lidia. Consecuencia del abuso de ciertos «personajes», que se hacen llamar «aficionados».

Por favor, demos ejemplo. Respetemos a nuestros compañeros, a la afición. Respetemos al toro, al protagonista. Lo merece, más que nadie. Sin respeto, no hay espectáculo.

  • Redacción vía: David Bustos.
  • Fotografía vía: Loli Jiménez

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!