30-01-2016 Toro de Cajón – Viana de Cega 

Hace tan solo unos días, la localidad vallisoletana de Viana de Cega, celebró la suelta del IV Toro de San Blás. Durante este festejo, se dio suelta a tres astados (uno de ellos adquirido por la Asociación Taurina «El Polvorín»).
Tanto el recorrido como el vallado, se encontraba abarrotado de aficionados, esperando el comienzo de la suelta.
En primer lugar, se dio suelta al astado adquirido por la Asociación local, de la ganadería de Alberto Mateos, y de nombre «Americano». De pelaje colorado y con buenas hechuras, realizo una salida limpia, aunque salio con poca fuerza. Tras unos minutos, los corredores consiguieron guiarle hasta el tramo abierto del recorrido, en donde numerosos aficionados y cortadores esperaban para intentar sacar partido al animal. Poco a poco la gente se fue animando, y algunos mozos se atrevieron a rodar al morlaco o incluso quebrarle, aunque no se pudieron ver grandes detalles. Debido a la escasa fuerza de este, se decidió enchiquerarle, concluyendo así la primera suelta de la tarde.
Tras este, se dio suelta al segundo astado, de nombre «Estrellado», y de la ganadería de Amparo Valdemoro. El morlaco, de pelaje castaño, salió con fuerza y con mucha rapidez, sin apenas fijar la mirada en los corredores. Tras unos minutos, llegó al segundo tramo del recorrido, en donde tuvo un buen comportamiento, aguantando con firmeza los numerosos cortes y quiebros de los cortadores. Durante el transcurso de la suelta, se produjo un leve percance, ya que uno de los participantes del festejo, fue prendido por el astado, rajándole el pantalón, aunque afortunadamente, todo se quedo en un susto sin consecuencias. Tras la lidia de este, se dio suelta a los mansos, los cuales ayudaron a guiar hasta los corrales al segundo toro de la tarde.
Por último, se dio suelta al tercer y último astado, procedente de la ganadería de Pedro Caminero, de pelaje negro y astifino. Este, realizó una explosiva salida, arremetiendo contra el vallado. Los cortadores intentaron sacarle el máximo partido posible, quebrándole o incluso cortándole, pero este, durante el transcurso del festejo, fue perdiendo fuerza, impidiendo así el lucimiento de los participantes.
Con ayuda de los bueyes, el morlaco fue enchiquerado, concluyendo así la suelta.
Los tres toros soltados en la tarde del sábado, volvieron a recorrer las calles de la localidad, al día siguiente.
_
Redacción: #DavidBustos (@david_taurino_)
_
Fotografía: 
Miguel Millan
Silvia Alvaro
Lourdes Baz
Celia Vegas
Mario Santos
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!